martes, 19 de agosto de 2008

Con sabor a derrota

Afilado tras la gran victoria conseguida en la primera fecha ante Racing, Lanús buscaba derrotar a Gimnasia y Esgrima de la Plata para quedar como uno de los lideres del campeonato, pero solamente se pudo conseguir un empate con sabor a poco, fue 1 a 1.
Zubeldía decidió repetir los mismos 11 que jugaron en la primer fecha, y tan mal no le iba, ya que a pocos minutos después del comienzo, Biglieri abrió la cuenta con una definición por encima del cuerpo de Gastón Sessa, tras definir de forma un tanto mordida. Gimnasia no inquietaba para nada el arco de Carlos Bossio, y si bien Lanús no desplegaba un gran fútbol, era el dominador del partido. Cuando promediaba la primera parte, el Grana dispondría de una chance clara para empezar a liquidar el encuentro, tras un gran pase de Valeri, Biglieri queda cara a cara con Sessa, lo gambetea, pero tarda en definir y su disparo es despejado en la linea por Graff, lateral izquierdo de Gimnasia. Salvo un tiro de Sand de afuera del área que se fue desviado, el primer tiempo se terminó así, con un Lanús superior pero sin tantas ideas ni situaciones.
En el arranque del segundo tiempo, Gimnasia realizaría su primera modificación. Quién iba a decir que cuando en el cartel electrónico aparecía: 11 en lugar de 8 (Diego Villar ingresó por Ignacio Piatti), cambiaría tanto el futuro de Lanús. El ex Godoy Cruz entró muy bien, desde el primer minuto empezó a ser clave para el funcionamiento de Gimnasia. Tal es así, que a los 20 minutos de la segunda parte, tomaría la pelota desde una distancia considerable sacando un disparo que se metería en el arco de Bossio, con cierta complicidad de "Chiquito". Lanús empezaba a perderse en el campo, no había ninguna idea de como generar una situación clara de gol, y mientas tanto Gimnasia era quien parecía tener mas ganas de llevarse los 3 puntos. A seis minutos del final, ya ingresados Peralta, Ramiréz y Cano, sería este último quien tendría un claro mano a mano contra Sessa, pero definió al cuerpo del arquero, y ahí quedó el último intento de Lanús por ganar el partido. Al final Gimnasia reclamó un penal contra Niell, por un supuesto agarrón de Hoyos, pero ni el arbitro ni su asistente atinó a cobrar.
Tras 2 partidos disputados, Lanús consiguió 4 puntos, lo cuál no es un mal arranque, pero sin dudas que lo preocupante es la forma de jugar del equipo, el cual sufrió nuevamente como contra Racing sentirse perdido en la cancha durante varios minutos. Para la tercera fecha, Zubeldía podrá contar con Matías Fritzler, quien ya cumplió sus 2 fechas de suspensión. El equipo está sintiendo el gran bajón de Diego Valeri, quien en estos últimos partidos a estado desconocido. El domingo con Boca en La Bombonera es la gran chance de revertir estas dudas y saber para que esta Lanús este año, será difícil pero no imposible, además será el regreso del Grana a ese Estadio enfrentando a Boca después de su coronación en el Apertura 07´, ya lo había hecho pero contra San Lorenzo, pero está vez la actualidad es otra.