lunes, 25 de agosto de 2008

Dos Lanús en cancha

Dos equipos distintos se vieron en el partido de ayer, dos Lanús. El primero, es el de los 30 minutos iniciales, el que todos quisieran ver. Éste Lanús se paso por encima a un Boca que se sorprendió con la idea ofensiva con la que salió atacar el equipo dirigido Luis Zubeldía quien decidió poner a Adrián Peralta en lugar de Sebastián Blanco (contractura en el aductor derecho), el resto del partido Lanús no apareció en cancha, fue dominio exclusivo de Boca.
Que lejos está el actual Lanús de aquél que en ese estadio consiguió su primer título, pero con las primeras pincelas que se pudo observar se sabe que el equipo no se olvido de jugar al fútbol. En esos 30 minutos el equipo granate contó con varias ocaciones de gol, de hecho a los 6 consiguió ponerse en ventaja tras una buena jugado de Santiago Biglieri y el empuje de José Sand hacia la red luego de que la pelota rebote en el palo. Que impotencia debe generar aquella pelota que Morel Rodriguez saca sobre la linea después del cabezazo de Matías Fritzler, porque de haber entrado otra sería la historia. Ahí, esa salvación sobre la linea, ese rebote en el pecho del paraguayo, hizo resucitar a Boca y se despertó. Todo cambió y Boca se encontró con el empate minutos más tarde a través de un disparo de Vargas.
Con el partido empatado se le hizo más fácil al local y pudo, de hecho, ponerse en ventaja con varios remates de media distancia. Vnetaja que conseguiría en el segundo tiempo con el gol de Cristián Chávez y que se conservaría para el resto del partido. Lanús no respondió, a penas un centro del debutante Eduardo Salvio que nadie pudo conectar. Que difícil va a ser todo si estos dos equipos que se vieron en la bombonera no se unen, como aquél que si estaba unido el 2 de diciembre del 07.